Dos de los corpus de responsorios de tinieblas más importantes de la historia de la música, por extensión, calidad y belleza, son los de Tomás Luis de Victoria y Carlo Gesualdo. Dos autores, que si bien coincidieron en el tiempo, sus estilos compositivos fueron bien diferentes: el cercano al misticismo del abulense y el de la expresión desgarrada de los afectos del príncipe de Venosa.

Con este programa Amystis pretende acercar las obras de estos dos grandes maestros del Renacimiento haciendo una comparativa a través de lo que sería una representación de un oficio de tinieblas.

5 abril 19h en Auditorio de Rafelbunyol

PROGRAMA:

Unus ex discipulis               T. L. de Victoria (1548-1611)

In monte Oliveti   C. Gesualdo (1566-1613)

Tristis est anima mea          C. Gesualdo (1566-1613)

Amicus meus        T. L. de Victoria (1548-1611)

Tamqueam ad latronem     T. L. de Victoria (1548-1611)

Omnes amici mei C. Gesualdo (1566-1613)

Caligaverunt oculi mei       C. Gesualdo (1566-1613)

O vos omnes        T. L. de Victoria (1548-1611)

Tenebrae factae sunt         C. Gesualdo (1566-1613)

Sepulto Domino   T. L. de Victoria (1548-1611)

Aestimatus sum   T. L. de Victoria (1548-1611)

Versa est in luctum   T. L. de Victoria (1548-1611)

Share →